Acceder al silencio

El Buda encontró a través de la Meditación la respuesta a sus grandes interrogantes sobre el dolor, el sufrimiento y la muerte. Así también, todos podemos encontrar estas respuestas a través de la meditación. La Meditación, practicada regularmente, contribuye a acallar los pensamientos y a que pueda surgir en nuestro interior la realidad de lo que verdaderamente “es”, aquello que realmente “somos”. Podríamos pensar que somos la personalidad a la cual se le ha colocado un nombre o que podríamos ser la función que desempeñamos en el mundo, pero somos mucho más que eso y podemos acceder a ese conocimiento a través del silencio interior. El Silencio siempre está aquí, realmente no tenemos necesidad de buscarlo, es permanente, eterno, pero es algo a lo que tenemos que acceder, darnos cuenta de su existencia. Cuando la mente calla, entonces adviene lo Real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.