Relajación

La Universidad de Maryland señala que más de 3,000 estudios muestran que, con la práctica constante, las técnicas de relajación pueden potencialmente reducir los síntomas o mejorar los resultados en las siguientes condiciones: síndrome premenstrual, el dolor, síndrome del intestino irritable, la ansiedad, esterilidad, hipertensión, colesterol alto, diabetes, trastornos de pánico, cefaleas tensionales crónicas, fibromialgia, insomnio, psoriasis, artritis, hiperactividad en los niños. Es importante comprender que la mente, por lo regular, sigue al cuerpo, si relajamos totalmente el cuerpo, entonces la mente seguirá ese camino, aquietándose y permitiendo aflorar la intuición que nos permita conocer la verdad sobre algo o encontrar la solución a un problema. Aprender a relajarse es uno de los más grandes regalos que podemos ofrecer al cuerpo y a la mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.