Un plan de vida

Cuando una empresa constructora va a emprender un proyecto de edificaciones, lo primero que realiza es una maqueta ilustrativa que muestra a los futuros clientes cómo será el complejo habitacional. En las escuelas y universidades a los profesores se les exige elaborar un plan de clases, el cual se apoya en métodos y libros que llevan al estudiante hasta un resultado final. Los gobiernos tienen presupuestos, para las grandes inversiones se realizan proyectos, en fin, cada vez que algo importante se realizará se diseña el plan a seguir, la trayectoria de los eventos y se prevé el resultado final. Sin embargo, en muchas ocasiones, con nuestras vidas no ocurre igual. Muchas personas no saben hacia dónde van y son vapuleadas por los tempestuosos vientos de la existencia. Por tal razón, en la quietud y teniendo como compañeras a la reflexión y el discernimiento, es necesario elaborar nuestro plan de vida para un período determinado, podría ser para un año, cinco años, una década. Aunque este plan debe incluir metas materiales, también debiera contener objetivos espirituales, somos Alma y cuerpo, por lo tanto, la espiritualidad debe estar presente, teniendo en cuenta que cuando damos un paso hacia Dios, El dará diez hacia nosotros.

hola