La Voz de la Consciencia

Una dama se encontraba conversando animadamente con un grupo de amigos, todos estaban muy contentos y felices tratando diversos temas. De pronto, ella dijo: “Hay algo que quiero decirles pero un sentimiento me dice que no lo diga, de todas formas, lo voy a decir”. ¡Y lo dijo! Lo que expresó cayó como un balde de agua fría en la reunión, todos se fueron a otros lados y tardaron varias semanas para que esta dama pudiera recomponer sus relaciones ofendidas. La Consciencia nos habla en forma de intuiciones, de presentimientos, de un “algo” que no podemos expresar. No estamos lejos de la verdad si afirmamos que esa Voz de la Consciencia es la Voz de Dios. Es a través de esos presentimientos que nuestra Consciencia nos advierte de peligros o nos guía correctamente. Las personas muchas veces no hacen caso a los dictados de la Consciencia, tenemos la capacidad de escuchar esa Voz que nos advierte, pero muchas veces no seguimos esos consejos. Es sumamente importante aprender a escuchar y seguir la Voz de la Consciencia, ya que es el instrumento que Dios utiliza para guiarnos, advertirnos de peligros y mostrarnos el camino correcto.

hola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.