Comer en paz

¿Qué ocurre cuando a la comida le agregamos un estresor? Imagina que tienes ante ti tu postre favorito, sin embargo, antes de comenzarlo a comer alguien le rocía una gran cantidad de sal. Cuando estés comiéndolo ¿lo disfrutarás? No, cierto, porque está alterado, se le agregó un elemento indebido, algo que contamina su dulzura. En muchas ocasiones, las personas comen con la presencia de un estresor. Por ejemplo, muchas familias discuten en la hora de la comida, incluso, hasta se insultan. Algunos padres eligen ese momento para corregir a sus hijos, algún miembro de la familia comunica sus problemas y disgustos, en fin, toda una suerte de desgracias y estresores que se comparten en el momento de la comida. Es probable que te hayan servido el mejor manjar, pero éste se contamina con la ira, los insultos, la tristeza, la recriminación, la vergüenza, la tensión y otros elementos que lamentablemente contaminan y trastornan la comida. Es importante comer en paz, disfrutar la comida, sonreír en el momento que se ingieren los alimentos. Si hay conversaciones, que sean sobre temas positivos o que traigan alegría a los comensales. Comer en paz es parte del proceso para vivir relajados, cuando comemos en paz la digestión se realiza sin contratiempos y los alimentos pueden asimilarse de forma adecuada.

hola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.